La Ley 20.536 sobre Violencia Escolar entiende la convivencia escolar como “la coexistencia pacífica de los miembros de la comunidad educativa, que supone una interrelación positiva entre ellos y permite el adecuado cumplimiento de los objetivos educativos en un clima que propicia el desarrollo integral de los estudiantes”. (Mineduc, 2018)

Se afirma en 3 ejes esenciales:

  • Enfoque formativo, ya que se enseña y se aprende a vivir con otros.

  • Participación y compromiso de toda la comunidad educativa, de acuerdo a los roles, funciones y responsabilidades de cada actor y de todos los estamentos.

  • Todos los actores de la comunidad educativa son sujetos de derecho y de responsabilidades, y deben actuar en función del resguardo de la dignidad de todos y todas.