Benito Baranda en Instituto Claret

El comienzo de un nuevo año escolar,  estuvo marcado por la presencia de un invitado muy especial, el reconocido psicólogo y orientador Benito Baranda, quien nos habló acerca del rol del profesor en la educación actual y  la importancia del amor en la pedagogía.

Benito Baranda comenzó a trabajar en el Hogar de Cristo en 1981. Se hizo conocido como activista social en 1991, cuando ocupó el cargo de Director Nacional Social de dicha institución, que mantuvo hasta 2011.

Actualmente es director internacional de América Solidaria, organización que promueve el voluntariado de profesionales de distintos países en las zonas más pobres y vulnerables de Latino América y el Caribe.

Trabajó como profesor en el Colegio San Ignacio y en el Seminario Pontificio.  “Por su real compromiso con la pobreza y la cultura de la solidaridad, contribuyendo para hacer de Chile un país más cohesionado, más igualitario y más justo”, en 2004 recibió su reconocimiento más importante: la medalla al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral en “Grado de Gran Oficial”, entregado por el presidente de la República y el Ministerio de Educación. Coordinador del estado de Chile para la visita del Papa Francisco a Chile, nombrado por la presidencia de la nación.

Sin duda un gran invitado para iniciar un nuevo periodo, teniendo presente  su mensaje, sobre la importancia de  establecer vínculos afectivos, que son parte esencial a la hora de enseñar.